Malos tiempos para el lobo | César-Javier Palacios


Dices lobo y piensas automáticamente en Félix Rodríguez de la Fuente. Ves al hermoso cánido salvaje corriendo hacia un ocaso encendido mientras suenan poderosos los timbales de “El Hombre y la Tierra”. Sueñas con verlo alguna vez en el campo, confiado en que esté ahora más cuidado que antes, cuando era perseguido con saña, con venenos y fuego. Extinguirlo era entonces el lema. Pero llegó el naturalista y nos cambió la mentalidad a todos. Había que protegerlo, aunque recordad sus palabras: “Que el lobo viva donde pueda y donde deba vivir, para que en las noches españolas no dejen de escucharse sus hermosos aullidos”.

Es verdad. No existe nada más mágico, más espectacular, que escuchar los aullidos del lobo rompiendo el silencio de la noche. Y sin embargo, qué difícil es oírlo.

¿Está ahora más protegido el lobo que en los tiempos de Félix? Aparentemente sí, pero en la práctica no. La razón es sencilla, el hombre del campo lo sigue odiando. Y las administraciones no tienen muy claro cómo gestionar esta especie, siempre en su posición imposible de querer dar gusto a todos sin dejar conforme a nadie.

Castilla y León, la región natal del llorado naturalista, el primer lugar donde tuvo la oportunidad de fondear en el misterio de los ambarinos ojos del bello animal, es donde más lobos hay de Europa y donde peor se les trata. Este año se han reducido allí hasta un 13% los grupos reproductores con respecto al año pasado. La razón es clara. Paralelamente a su hundimiento poblacional se ha triplicado el furtivismo, los lazos y en especial el uso de los venenos.

En Valladolid la población lobuna ha descendido un 35% por culpa principalmente del furtivismo, pues por cada lobo cazado legalmente mueren 14 ilegalmente. Su supuesta expansión, más que un aumento, está producida por una huída, pues las densidades son cada vez menores. Y sus exigencias alimenticias cada vez más bajas, como en Palencia, donde el 80% de su dieta proviene de carroñas y basuras.

Todos los daños que los lobos provocan al año a la ganadería española tiene un coste inferior a construir 250 metros de autovía, 100 veces menos que las muertes de ovejas por reacción a las vacunas.
Cuenta la leyenda que una vez la luna se enredó en un árbol y un lobo se puso a jugar con ella, arrancándola de su eterna soledad. Pero el animal se fue y la luna, indignada, le robó su sombra. De ahí que le aúlle al astro por las noches pidiéndole que se la devuelva. O acabará como Peter Pan, corriendo detrás de ella en busca de un futuro sin odios, venenos ni escopetas.
---
Foto: Lobos abatidos en una cacería ilegal en Castilla y León (ASCEL)

15 comentarios:

Robert dijo...

A mi juicio,se deberia dar de comer a los lobos para que no atacasen al ganado,seria mas barato que indenizar a esos ganaderos,yo no digo que se les de un menu a la carta pero si se deberia tener en cuanta eso,en muchos de los casos su instinto animal les lleva a hacer ataques a especies domesticadas,sigo pensando que el veneno es el mayor enemigo de todos los animales,ya que envenenan gatos y nadie denuncia y si denuncias no es un animal en vias de extincion,te envenenan un perro y mas de los mismo,la justicia no esta equilibrada como refleja titanide diosa de la justicia

Anónimo dijo...

De acuerdo con lo del veneno, hay un descontrol en eso. Hay gente adicta a matar gatos y perros domésticos.
En cuanto a darle de comer a los lobos... no, por favor. El lobo debe seguir siendo un animal salvaje. Lo que no puede ser es que la expansión humana no tenga límites: cada vez somos más y más presentes en todas partes. ¿Hasta dónde/cuanto?

Anónimo dijo...

César-Javier, muchas gracias por el artículo. Me encantó tu forma de terminarlo con la leyenda. No sabía que esto podría estar pasando todavía en el siglo XXI. Me indigna que esos animales hayan muerto a manos de gente que se crió con "El Hombre y la Tierra", gente post-Félix. Ahora sí que no me cabe duda, no tenemos remedio.

Lorena dijo...

Acabo de regresar de hacer mi particular homenaje a Félix en el 30 aniversario de su marcha y me he pasado el mes de vacaciones trabajando con los lobos, en Portugal, en el centro de recuperación del lobo ibérico. Allí, hacen muchas cosas para intentar solucionar el problema del lobo, entre muchas otras, pagan a los pastores para acompañar a ecoturistas hasta la zona donde saben que viven los lobos, de este modo los pastores tienen interes en que los lobos sigan en su hábitat porque les proporciona un beneficio, y los amantes de este animal con grandes dosis de paciencia pueden verlo correr en su hábitat, me pareció una idea genial.
En el centro hay dos lobos Minho y Sabor que eran libres hasta que unos furtivos se los llevaron, los maltrataron y llegaron en condiciones lamentables al centro. Después de mi tiempo en el mundo lobuno, que narro en mi blog, no entiendo la injusticia de la fijación que la ignorancia tiene en un ser tan hermoso, majestuoso e inteligente. Es lamentable.

Anónimo dijo...

Es lamentable que el cumplimiento de leyes siga siendo imposible en este país... mejor dicho, la persecución implacable de sus trangresores. En otros lados, además, habría bastantes más "accidentes de caza" a la vista de la impasibilidad de las autoridades. No sé cuantos cazadores saldrían a divertirse debiendo contar con acabar siendo presa...

Anónimo dijo...

SI malos tiempos para el lobo. Menos mal que hay alguna iniciativa buena para defenderle, muchos de nosotros hemos oído hablar del proyecto WOLF. El pasado día 9 de septiembre se publicaba en el BOE la subvención concedida al Grupo de Acción local ADRI NORTE de Valladolid para desarrollar este proyecto.
La lástima es de este proyecto es que el responsable del proyecto, Jose Andrés García Moro, no apuesta por el desarrollo sostenible del medio rural, ya que una de sus últimas fechorías ha sido, en su condición de concejal en Melgar de Arriba, solicitar y defender la instalación del Cementerio Nuclear para su pueblo, supongo que para crear entre otros, al lobo, un mejor entorno donde vivir. Para la ubicación de esta instalación ha llegado a ofrecer sus tierras sus tierras a cuatro veces su valor. Sin duda un gran gestor para estos fondos, y un gran defensor del lobo.

Anónimo dijo...

Que asco da España. Catetos, cerrados de mente y una verguenza a ojos de mas de medio mundo. Damos pena....

Perico dijo...

Conforme más conozco este país, más me avergüenzo del mismo. Como sociedad capitalista en la que vivimos, la conservación muchas veces pasa por hablar de dinero, lo cual entiendo y comparto, pero no siempre.

No sé si los que aquí escribís tenéis conocimiento del asunto, pero como bien dice Lorena, en Portugal el Grupo Lobo tiene previsto, si no lo ha puesto en marcha ya, la colaboración de los pastores para la observación del lobo, lo que decía antes, pagar al pastor para que lleve la gente a observar lobos en su hábitat.

Por otro lado y, aunque de alguna manera pueda parecer contraproducente, a escala global, si no todos, un gran número de depredadores está viendo afectada su supervivencia por la desparición de su hábitat como consecuencia de transformarlo en apto para el ganado. En otras palabras, todos deberíamos reducir notoriamente el consumo de carne cuando no abandonarlo totalmente. Con ello, no sólo los depredadores verían menos amenazado su futuro sino que también lapidaríamos mucho menos los recursos del planeta. Por poner sólo un ejemplo, un sencillo ejemplo, producir un kilo de patatas consume 250 litros de agua, mientras uno de carne 14000 ¿Alguien no ha pensado en un impuesto "de conservación ambiental" en la carne? ¿Antipopular? Pues no sé, depende de cómo se mire.

Un saludo desde el este de España y mucho ánimo para todos aquellos implicados activamente en la conservación de esta bella forma de vida.

Perico dijo...

Activo seguimiento por correo.

Anónimo dijo...

que mania con dejar de comer carne. A mi pueblo lo rodean un monton de tierras de cultivo,se talan los arboles para tener mas tierras en las que cultivar y muy poquitas tierras son dedicadas al pasto para los animales, que por otra parte necesitan de arboles,rios y demas.
El dejar de comer carne o poner un canon a la carne me parece una imposicion de alguien, que por los motivos que sean,a dejado de comer carne y considera que todos deveriamos de hacerlo.
Por naturaleza somos antes cazadores que cultivadores,y considero que si nos hubieramos quedado como cazadores cuidariamos mucho mas el medio, pues le necesitariamos para que los animales creciaran y siguiesen existiendo.El problema al hacernos cultivadores necesitamos tierras para cultivar,se talan arboles y se desvian rios,encima esa tierra se va quemando al sobreexplotarla y llega el dia que no da nada, se abandona y no crecen nada mas que ceñilgos.

Perico dijo...

Hola Anónimo, la cuestión de no comer carne no es una imposición sino más bien una recomendación que habría que tener muy en cuenta dados los tiempos que corren.

Por muchos estudiosos es sabido la cantidad de recursos que consume la carne, no ya sólo a nivel de recursos forestales sino de agua y energía. No es una cuestión de que en tu pueblo haya pocas tierras para el pasto, pues, aunque los animales estén en eso que algunos llaman granjas, el pienso tiene que salir de algún sitio.

Los países ricos tenemos un aporte energético alimenticio superior al necesario y ello es debido, en gran parte, al aporte de carne, cuando ese pienso que se le da al ganado se podría dedicar a gente que carece del mismo.

Cuando dices que hemos sido cazadores, es cierto, pero matiza, cazadores-recolectores, quizás la forma más sostenible de vida que haya tenido jamás el ser humano, a pesar de que no sea la más cómoda para las mentes actuales. Y precisamente porque se hizo sedentario y domesticó el ganado, fue cuando comenzó el impacto sobre los ecosistemas, porque no sólo había que comer cereales sino que parte de ellos había que llevárselos al susodicho ganado o bien deforestar para que se pudiera aprovechar el pasto (y por cierto, actualmente en Africa son numerosos los casos de ruina del terreno por un exceso de pastoreo). Obviamente, tal como a día de hoy, los grandes depredadores como los osos, lobos y jaguares entre otros, comprobaron en sus propias carnes como un terreno compartido hasta el momento por todos era literalmente arrebatado por una sola especie.

Y sí, yo soy de los que no comen carne pero no lo impongo, pero agradecería enormemente que los que los que lo hacéis al menos redujeseis notoriamente el consumo de dicho recurso. Somos muchos consumiendo muchos recursos a la vez, bastante más de lo que puede soportar el planeta y ya más de uno que se dedica a hacer números, ve inviable que el consumo de carne al ritmo actual pueda mantenerse durante muchos años. No hay derecho a que una sola especie acapare el más de la mitad de los recursos del planeta.

El que contamina paga y desde luego que, si hay algún político valiente que se atreve a meter un canon, no dudes de que lo votaré.

Un saludo y buenas noches.


P.D. Tengo que darte al razón, en parte, en que una caza controlada, pero controlada como Dios manda, sería bastante más sostenible que todos los animales que tenemos hacinados en las granjas. Lamentablemente, como te decía, dado el número de gente que somos en el planeta y el deterioro de los ecosistemas terrestres, dudo de que hubiera carne para todos. Anónimo, es una cuestión de números, tú mismo, es una cuestión de visión de conjunto.

Perico dijo...

Amigo Anónimo, te recomiendo que le pegues un vistazo a la prensa de hoy. El WWF ha sacado un reporte indicando que este país está consumiendo 3,5 veces lo que es capaz de reponer, en otras palabras, estamos viviendo 3,5 veces por encima de nuestra capacidad. Pero lo mejor de todo es que se recomienda la reducción del consumo de carne y productos lácteos.

Como dijo ya hace un tiempo una mente que yo considero brillante: Al mundo le sobra gente, ganado y animales domésticos. El pastel nos lo hemos terminado en cuestión de unos dos-tres siglos y ahora, si queremos que las cosas sigan siendo como son, debemos de ir hacia un modelo de sociedad que no mucho tendrá que ver con éste. Los cambios cuestan, pero en muchos casos, como éste, son necesarios. Si para que sobrevivan cuatro dedos de la mano hay que cortar uno... Que así sea.

Te dejo un enlace por si te apetece echarle un vistazo: Receta para salvar la Tierra.

Un saludo.

AL - El Amigo de los Animales dijo...

Todo el mundo puede sumarse a esta iniciativa en favor del Lobo:

YO SOY AMIG@ DEL LOBO

Perico dijo...

OK Al, tomamos nota ;) Muchas gracias por todo.

Un cordial saludo,

PEdro.

AL - El Amigo de los Animales dijo...

INTOLERABLE CAMPAÑA DE TRÁFICO CONTRA LA IMAGEN DEL LOBO EN PAMPLONA

Publicar un comentario